El conjunto del CDN y su utilidad en el posicionamiento internacional

La red de difusión de contenido (o Content Delivery Network, abreviada como “CDN”) ofrece al internauta una experiencia mejorada, ya que dicho sistema optimiza la transmisión de datos apoyándose en un conjunto de servidores locales. La cartografía de más arriba compara el funcionamiento centralizado y clásico que ofrece un proveedor de hosting que no es CDN con un funcionamiento descentralizado, típico de CDN. Con la multiplicación de los servidores, al haber numerosas copias de un sitio en diferentes partes del mundo, se mejora el rendimiento de la difusión de contenido. Por tanto, a un servidor de origen pueden corresponder varios servidores periféricos, cada uno de los cuales aloja una versión del contenido de origen.

La proximidad geográfica

Esta es la clave del funcionamiento del Content Delivery Network (CDN): para optimizar los tiempos de transferencia, se selecciona el mejor servidor periférico; es decir, el más cercano al usuario de Internet, de acuerdo con reglas predefinidas. Al estar vinculados la proximidad y los tiempos de carga, es a nivel de usuario donde se observará un rendimiento mejorado. Esto es especialmente cierto en el caso de flujos pesados, como transmisiones de video en streaming.
El CDN es un sistema fiable y útil como parte de una estrategia orientada al desarrollo internacional, y en particular al posicionamiento internacional, en diferentes áreas geográficas. Los picos de tráfico se absorben fácilmente y la comodidad del internauta no se ve afectada por una incómoda lentitud.
Tenga en cuenta que esta no es la respuesta definitiva para el posicionamiento de un sitio (ya que entran en juego muchos otros factores), pero es una verdadera ventaja.

El manifiesto de Google

En una publicación impactante, titulada “The Google Gospel of Speed” (escrita por Urs Hoelzle), el gigante estadounidense indica el nivel de exigencia que se impone a sí mismo cuando se trata de velocidad. Ir rápido, siempre más rápido, responder instantáneamente a las solicitudes de los internautas, eso es lo que busca Google para él y para el resto de actores de la red. Esta exigencia es noble, dado que establece la experiencia del usuario como un criterio principal. Aunque el texto data de 2012, su valor no ha disminuido hoy. Al contrario: con AMP (Accelerated Mobile Pages), un estándar desarrollado y promovido recientemente por Google, pretende convertir a su filosofía a una buena parte de los actores digitales. Un sitio AMP responde rápido, mucho más rápido. Para obtener más información, acceda aquí.
Señalamos de paso que Google ofrece varias herramientas destinadas a mejorar la velocidad de un sitio: https://developers.google.com/speed/pagespeed.

Algunos proveedores que ofrecen servicios de CDN

Las empresas que ofrecen ofertas de CDN son numerosas, pero entre ellas destacan algunas, primero por su notoriedad. Es el caso de Amazon, con la oferta CloudFront, de OVH (que, por otra parte, posee un parque de servidores extenso, uno de los primeros del mundo), o también de Akamai (empresa estadounidense). El fenómeno notable que toca el mercado es el desarrollo de ofertas realizadas por los operadores de telecomunicaciones, pues se benefician de una renta de situación.

Hemos ido recientemente al Data Center Word y hemos constatado que valía la pena informarse sobre lo que ofrece el mercado, en términos de características adicionales, en lugar de comprometerse en una relación duradera con un proveedor del que solo se habría evaluado su notoriedad.

¡Piénselo!

Contáctenos